Orígen de los chiringuitos y cómo nace Lobito de Mar
Reservar

El origen de los chiringuitos y por qué Dani García abrió el suyo: Lobito de Mar

18 agosto, 2021

Creemos que nadie entiende el verano sin chiringuito; y nosotros, que como sabéis, contamos con dos chiringuitos en nuestro grupo (Lobito de Mar Marbella y Lobito de Mar Madrid), no sólo no entendemos el verano sin ellos, sino que no concebimos la vida en general sin una parada obligatoria en un chiringuito. El concepto chiringuito va unido a alegría, vacaciones, buen comer, amigos…y un sinfín de sensaciones que automáticamente sentimos al escucharlo. Puestos a alabarlos, queremos hacerlo bien, conociendo el orígen de los chiringuitos como Lobito de Mar y las razones por las que estos lugares tan maravillosos existen en casi toda la costa española.

 

¿Dónde nacieron los chiringuitos?

Aunque son varios los puntos de la costa mediterránea española los que se atribuyen ser los creadores de estos templos del relajo veraniego, realmente el dato no se sabe con certeza.

En el Paseo de la Ribera, en Sitges, se encuentra en la actualidad el que presume en sus paredes de ser “el primer chiringuito desde 1913”. Con una larga historia detrás, que une este lugar con un periodista y amigo del que era el dueño en aquel momento, este relaciona los chiringuitos con una forma de preparar el café en Cuba.

Por otro lado, una historiadora y vecina de esta misma zona, desmiente la relación del chiringuito de Sitges con el café. Tras haberlo investigado, ella afirma que el término chiringuito ya se usaba escrito tal cual, para uno localizado en el Puerto de Barcelona, en el Muelle de la Paz.

 

¿Cómo nace la palabra chiringuito?

Tal y como indicaba el periodista y amigo del antiguo dueño del chiringuito de Sitges, esta palabra viene de Cuba, pero nada tiene que ver con el café. Se trataba de un tipo de aguardiente que se preparaba en México y Cuba y su nombre era chinguirito. Por lo que, después de un tiempo, este se empezó a comercializar en España y los fallos lingüísticos hicieron que la palabra se convirtiese y que además terminase dando nombre al lugar en el que se servía dicho aguardiente.

Por aquel entonces los chiringuitos eran un quiosco o puesto de bebidas al aire libre en los que no se comía. Tomaron prestado la costumbre de comer pescado al lado de la orilla de otro lugar en el que esto se hacía de mucho antes: los merenderos.

 

Lo que hoy es Lobito de Mar: los merenderos

En Málaga nunca fueron chiringuitos, se conocían originalmente como merenderos. En los barrios marineros de Málaga, bajo un techo de cañizo montado al lado de sus casas, los pescadores daban de comer y beber. Preparaban la comida dentro de sus casas y lo servían en ese tenderete. Allí mismo nacieron los famosos espetos, sardinas atravesadas por un palo de madera, clavadas en la arena y doradas por el fuego.

Y así es como nacieron los merenderos, que llevan funcionando en Málaga, que se sepa, desde 1860. Concretamente los primeros nacieron en el barrio del Palo. Con el paso del tiempo y la llegada del turismo, a estos merenderos se les empezó a conocer también como chiringuitos. Según el hijo del dueño del que dice ser el primer chiringuito de la Costa del Sol, fueron unos productores de cine los que pusieron de moda la palabra chiringuito por nuestra zona.

 

El rey del chiringuito en Málaga: el espeto.

Aunque no tengamos muy claro el orígen de los chiringuitos, si hay algo que tenemos claro que es cierto, y es que en todos los chiringuitos y/o merenderos de toda la Costa del Sol hay un protagonista, el espeto. Y nosotros, como malagueños y marbellíes, no podíamos dejarlos a un lado. Por eso, en Lobito de Mar Marbella puedes disfrutar, entre otros muchos manjares, de unos ricos espetos. Eso sí, como los más expertos en esta materia indican, los espetos hay que comerlos en los meses sin “R” (de mayo a agosto), así que estos son los meses en los que los ofrecemos. ¡Corre que vuelan!