Kemuri y Champagne Krug unen fuerzas para crear un viaje sensorial con un maridaje exclusivo | Grupo Dani García Kemuri y Champagne Krug unen fuerzas para crear un viaje sensorial con un maridaje exclusivo | Grupo Dani García

Kemuri y Champagne Krug unen fuerzas para crear un viaje sensorial con un maridaje exclusivo

Una parcela, un vino, un ingrediente. La piedra angular del savoir-faire de Krug es la individualidad; el arte de comprender que cada parcela, vinificada individualmente, es en sí misma un único ingrediente en la creación de los Champagnes Krug. Por este motivo, cada año, Maison Krug rinde homenaje a un ingrediente y a los placeres que revela cuando se marida con una copa de Krug Grande Cuvée o Krug Rosé. El objetivo es invitar a los chefs de las Embajadas Krug alrededor del mundo a explorar el potencial sin límite de este único ingrediente en una inspiradora aventura culinaria. 

Para 2023, este Single Ingredient es el limón, y para celebrarlo se ha unido al nuevo concepto de barra omakase del chef Dani García, Kemuri, para ofrecer un menú degustación exclusivo con lo mejor de la cocina japonesa de más alto nivel y una propuesta líquida de altura. De este modo, el chef marbellí ha sido retado a elaborar una propuesta que tenga el limón como protagonista, una fruta elegida por su carácter ácido y su energía eléctrica, que aporta tensión y equilibrio al maridaje de las dos nuevas ediciones Krug Grande Cuvée 171ème y Krug Rosé 27ème. 

Concebido como un homenaje a una de las cocinas más fascinantes del mundo, Kemuri ha reabierto sus puertas recientemente con una propuesta que mantiene su esencia original, pero la eleva al más alto exponente. Se trata de un lugar para saborear el Japón milenario sin mirar el reloj en busca del Umami; el lugar del izakaya, donde uno es invitado a quedarse, y en el que encontrará la cocina tradicional japonesa combinada con sabores mediterráneos. 

A partir de productos de temporada y gran calidad, el espacio ofrece una experiencia única centrada en el omakase o la confianza en el chef. Así, en el espacio principal se impone una gran barra, donde el itamae o jefe de cocina forma parte de la experiencia del comensal, que se pondrá en manos de este para poder degustar su propuesta. Una bella tradición japonesa que Dani García ha querido mantener en Kemuri por la sorpresa y el disfrute para el que decide confiar.

Con una capacidad para hasta 14 personas, es el primer concepto de restaurante que Dani García dedica a la cocina japonesa, rindiendo así homenaje a amigos y colegas como el chef Nobu Matsuhisa. En definitiva, un espacio exclusivo pensado para ofrecer una experiencia única en un entorno inigualable.