acardona, autor en Grupo Dani Garcia acardona, autor en Grupo Dani Garcia

BiBo Marbella, que abrió sus puertas en 2014 siendo el primer BiBo del mundo, celebra su décimo aniversario con un cóctel dedicado a celebrar su trayectoria y con el objetivo de agradecer el apoyo recibido durante estos años.

A lo largo de este tiempo se han cocinado en BiBo Marbella más de 55 mil brioches de rabo de toro, el icónico plato de Dani García que se ha ganado la popularidad alrededor del mundo.

En abril de 2014 abría sus puertas en el hotel Puente Romano, BiBo Marbella, convirtiéndose así en el primer restaurante del concepto más viajero y cosmopolita del chef marbellí en el mundo. Con la idea de celebrar su décimo aniversario, el pasado jueves 11 de abril, Grupo Dani García organizó un cóctel dedicado a celebrar su trayectoria y con el objetivo de agradecer el apoyo recibido a lo largo de estos años.

Más BiBo que nunca

BiBo aterrizaba hace diez años en la Costa del Sol como el primer restaurante ‘pret a porterde Dani García, donde empezó todo y donde el chef marbellí se lanzó al resto del mundo. Con una carta que invitaba a conocer los sueños del chef, que en aquel momento contaba con dos estrellas Michelin, BiBo Marbella nació con el objetivo de llevar la cocina andaluza alrededor del mundo – «BiBo marcó un antes y un después en Grupo Dani García y en la gastronomía. Creo que ha sido referencia de muchos otros conceptos.» , comenta Dani García. 

Desde su inauguración en 2014, BiBo ofrece un viaje por las cocinas del mundo fruto de los viajes del chef marbellí. Gracias a su cocina auténtica y a su esencia cosmopolita, el restaurante celebra diez años de trayectoria, que le han permitido ser testigo de grandes historias de amor, cumpleaños mágicos y amigos que brindan por buenos momentos. 

De esta manera, más de 653 mil personas han podido disfrutar durante este tiempo de un viaje gastronómico que comienza de forma visual, gracias a una decoración ecléctica y continúa a través del paladar con elaboraciones como su mítico brioche de rabo de toro, uno de los platos más populares de Dani García que se ha cocinado en los fogones de BiBo Marbella en más de 55 mil ocasiones.

Hoy, BiBo cuenta con sedes tanto en Tarifa como en Madrid y más allá de nuestras fronteras en Doha, que fue la primera apertura internacional del concepto, y en Londres, consiguiendo acercar así la cocina de Andalucía al mundo.

Arte líquido de El Coleccionista y las obras de Pablo Ozo, llegan para cautivar al público este mes de abril.

CRONOS BY PABLO OZO

El artista gallego, Pablo Ozo y pasión innata por el arte desde una edad temprana. Le llevó a obtener en 2021 una beca de la Unión Europea. Un punto de inflexión en su carrera artística. Su estilo, Inspirado por el cubismo y la vanguardia, el estilo de Ozo se distingue por la explosión de colores vibrantes y la emotividad que transmiten sus figuras.

Fue durante los tiempos difíciles de la pandemia cuando Pablo Ozo decidió explorar nuevas fronteras, llevando su arte más allá del lienzo tradicional. Se aventuró a crear su propia marca y comenzó a plasmar su arte en textiles y accesorios de moda, y fue su éxito en redes sociales y su gran alcance, lo que más tarde le impulsó a crear sus propios lienzos.

Este mes llega para mostrarnos su nueva colección »Cronos» en nuestra coctelería, donde podrás disfrutar de un centenar de técnicas procedentes de la élite de la vanguardia gastronómica a nivel mundial, en un ambiente acogedor gracias a las obras de nuestro artista.

El COLECCIONISTA

En El Coleccionista, el tiempo se convierte en un líquido precioso, efímero pero lleno de significado. Aquí, el presente se disfruta con intensidad, sin olvidar los momentos más entrañables y felices del pasado, pero siempre mirando hacia el futuro con esperanza y visión.

Este mes, te invitamos a ser parte de la historia en El Coleccionista, donde el arte y la vida se encuentran en perfecta armonía. Te esperamos para compartir momentos de inspiración junto a Pablo Ozo.

El Coleccionista te ofrece no solo una experiencia sensorial única, sino también un ambiente enriquecido por la presencia de las obras de este talentoso artista, que te transportarán a un mundo de creatividad y emoción.

¡Ven a disfrutar del arte líquido acompañado de la colección Cronos de Pablo Ozo!

En Lobito de Mar, nos preparamos para la temporada más importante del atún. Llega la primavera y viene de la mano de una tradición culinaria única y emocionante: La Almadraba. 

LA ALMADRABA COMO TRADICIÓN

La Almadraba es un método de pesca artesanal transmitido de generación en generación, que implica la captura del atún rojo migratorio en su paso por las aguas mediterráneas. Esta técnica destaca por sus 3.000 años de antigüedad en las costas gaditanas.

Cada año, al llegar la primavera, los pescadores locales preparan sus barcos y redes para la temporada de la almadraba. Se trata de una red de pesca fija, compuesta por laberintos de redes y estructuras, estratégicamente colocadas en las aguas del Estrecho de Gibraltar para interceptar el paso de los atunes en su migración primaveral.

LA ALMADRABA TAMBIÉN ES SOSTENIBLE

A pesar de su antigüedad, la pesca de almadraba se ha adaptado a los tiempos modernos, incorporando prácticas sostenibles para garantizar la conservación de las poblaciones de atún.

Desde el uso de técnicas de pesca selectiva hasta la implementación de períodos de veda, los pescadores se esfuerzan por mantener el equilibrio entre la tradición y la conservación.

Una vez realizada la pesca, se produce la ‘’levantá’’, es decir, seleccionan los atunes adultos y liberan al resto de peces vivos al mar.

DEL MAR A LA MESA

Antes de llegar a las cocinas de Lobito de Mar, se realiza la técnica del “ronqueo”; despiece del atún con un cuchillo de manera manual y artesana. Vive con nosotros esta tradición en directo y disfrutar de recetas exquisitas de la mano de nuestro chef.

Se trata del proceso de despiece de un atún rojo. El ronqueo requiere habilidad y destreza por parte del ronqueador, quien corta cuidadosamente el atún en distintas partes: la cabeza, la cola, los lomos y las ventrescas.

Este proceso no solo es una técnica culinaria, sino también un ritual transmitido a través de generaciones en las comunidades pesqueras. Los ronqueadores son expertos que conocen a la perfección la anatomía del atún y saben cómo aprovechar cada parte de manera óptima.

¡Nos vemos a la deriva!

Ubicado en el corazón de Marbella y Madrid, Tragabuches es mucho más que un restaurante; es una experiencia culinaria que gira en torno a la tradición tradición gastronómica andaluza. Con un concepto innovador a la vez que comprometido con el producto local, esta fusión ofrece almuerzos que sorprende tanto a lugareños como a visitantes.

Tragabuches abre sus puertas desde las 9:00h, para recibirte y hacerte disfrutar de un almuerzo lleno de autenticidad y sabor. Su filosofía de cocina non-stop garantiza que siempre haya una opción tentadora disponible, sea cual sea la hora del día.

Lo que hace que los almuerzos en Tragabuches sean tan especiales es su enfoque en los productos de kilómetro cero. La cocina andaluza se enorgullece de utilizar ingredientes frescos y locales, y Tragabuches lleva esta tradición al siguiente nivel al colaborar estrechamente con productores locales para obtener los ingredientes más frescos y de la más alta calidad.

DE ANDALUCÍA A LA MESA

La experiencia culinaria en Tragabuches va más allá de la comida. La hospitalidad andaluza se combina para crear un ambiente cálido y donde los comensales se sienten como en casa. Ya sea que estés disfrutando de un almuerzo rápido entre reuniones o te tomes tu tiempo para saborear cada plato con calma, en Tragabuches siempre te sentirás bienvenido.

La carta de Tragabuches, te hará experimentar una explosión de sabores típicos de la tierra. Desde gazpacho hasta exquisitas tapas como ensaladilla rusa y croquetas, cada plato está cuidadosamente preparado para resaltar los ingredientes locales y celebrar la rica diversidad culinaria de la región.

Los amantes del pescado encontrarán una amplia selección de pescados frescos de las aguas del Mediterráneo. Desde lubina hasta ventresca, cada bocado es una oda al sabor del mar.

Tragabuches se adapta a todos los gustos y paladares, los más carnívoros también tienen su hueco en nuestro menú, desde el cordero hasta presa ibérica.

Además, la carta de vinos cuidadosamente seleccionada ofrece el maridaje perfecto para cada plato, con una variedad de opciones locales e internacionales que complementan a la perfección los sabores de la cocina andaluza.

Los almuerzos en Tragabuches son mucho más que una simple comida; son una celebración de la rica tradición gastronómica de Andalucía y un homenaje al producto local. Los niños también tienen su espacio. Tragabuches y su ludoteca, son el lugar perfecto para que los más pequeños de la casa puedan disfrutar.

Vive la experiencia Tragabuches y envuélvete en un ambiente andaluz.