El 6 de mayo marcó un hito culinario en la vibrante escena gastronómica de Smoked Room que consiguió dos Estrellas Michelin en solo seis meses. Esta propuesta que cambia y evoluciona según los productos de la temporada, tuvo el honor de recibir al aclamado chef sueco, Niklas Ekstedt, para un evento único: A 4 Manos. Una jornada que fusionó la maestría de Ekstedt en Smoked Room con el talento del equipo de cocina, prometiendo una experiencia gastronómica fuera de serie.

Desde el momento en que entrabas por las puertas, el aroma de la cocina ahumada te envolvía, anticipando lo estaba por venir, las creaciones que Ekstedt y el equipo se Smoked Room habían preparado con tanto esmero.

FIRE OMAKASE

El menú era una fusión de sabores y técnicas, diseñado para los paladares más exigentes. Desde platos como ostra Flambadou, grasa de ternera dashi de tomate cítrico y beurre bloc hasta reno ahumado en frio, colmenillas y hojas de ajo silvestre pasando por caballa Aburi. Cada plato era una obra maestra de presentación impecable y sabores armoniosamente equilibrados.

Smoked Room, Un exclusivo concepto, con espacio para 14 comensales, dedicado a las brasas y el humo que se inspira en la forma de entender un comedor en Japón, permitió que no solo fuera una velada gastronómica excepcional, sino también en la experiencia compartida.

La pasión y el compromiso de Ekstedt con la cocina se reflejaban en cada plato, mientras que el equipo de Smoked Room trabajaba en perfecta armonía para garantizar que cada detalle estuviera cuidadosamente ejecutado. Los invitados pudieron disfrutar de la alta gastronómía, creando experiencias.

En definitiva, fue una jornada inolvidable, donde los sentidos se fundieron con el humo.